Terapia para superar el divorcio

Terapia para superar el divorcio

El divorcio es una etapa conflictiva para los miembros de la pareja disuelta. Esta instancia implica un costo emocional y psicológico que muchas veces no se contempla antes de emprender dicha etapa y que tiene repercusiones que pueden ser serias en la salud de los involucrados.

El divorcio es la disolución del vínculo del matrimonio. Con él cesan los derechos y obligaciones conyugales, aunque persisten ciertas obligaciones en el caso de tener hijos. Esto en lo que respecta a los aspectos legales del mismo, pero la situación de divorcio tiene un altísimo costo emocional y psicológico que debemos considerar y que ocasiona un sinnúmero de trastornos y problemáticas, tanto a nivel individual, como a nivel familiar, laboral y social.

 

Consecuencias emocionales del divorcio:

En la actualidad, el divorcio es moneda corriente y nadie se cuestiona las consecuencias emocionales o psicológicas que esto implica, debido a la cotidianeidad de esta situación. Pero un divorcio significa un cambio drástico en el estilo de vida de la familia y acarrea una serie de consecuencias que repercuten en la salud emocional de los involucrados y en sus allegados.

Los miembros de la pareja no siempre tienen idea de las consecuencias de su resolución, ya que se mueven impelidos por la urgencia de terminar con una situación insostenible que demanda atención inmediata.

Posteriormente al divorcio se presentan los síntomas de la separación, como la depresión, la desesperación, la confusión, el rencor, la culpa entre otros. Estos sentimientos pueden manejarse mucho mejor con la asistencia de un terapeuta de pareja que ayude a cada miembro de la pareja a descubrir sus fortalezas.

El trabajo de la terapia para superar el divorcio:

Los conflictos emocionales provocan una serie de síntomas físicos en los cónyuges. La superación de esta instancia dependerá de las fortalezas de los cónyuges y de desgaste que se haya producido durante la separación. Esta lucha, muchas veces persiste después de finalizado el divorcio.

Luego del divorcio, las personas atraviesan una serie de etapas en la elaboración del duelo. Primero sobreviene la crisis, luego aparecen los cambios para adaptarse a la nueva situación (cambio de entorno, económico, de residencia).

Durante estas etapas, las personas experimentan una serie de sensaciones: de fracaso, culpa, celos, inseguridad, desorientación, rencor, abandono, traición, soledad, remordimiento, todos derivados de lo anterior.

El terapeuta ayuda a cada pareja a construir la mejor solución para su caso, permitiendo el establecimiento de acuerdos básicos para mantener el equilibrio emocional entre los miembros de la pareja disuelta y de los hijos y nuevas parejas, en caso de que existan.

Según los especialistas, un alto porcentaje de los divorcios podría evitarse si las parejas concurrieran a terapia apenas detectan la aparición de una crisis. Las rupturas surgen cuando la pareja no es capaz de manejar estas crisis.
Calificación:
Recomendamos Leer

Las técnicas de la terapia de pareja consisten en ejercicios que permiten...

Según los especialistas, un alto porcentaje de los...
Las técnicas de la terapia de pareja consisten en...
El divorcio es la disolución del vínculo matrimonial...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse